Joyce Kozloff, Cities on the Amazon, 1995

La memoria en la encrucijada del presente. El problema de la justicia

10-12 de Abril 2019

Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti
Buenos Aires, Argentina

En este encuentro internacional nos proponemos abordar la problemática de la memoria desde una perspectiva crítica, en su candente actualidad en diferentes contextos -post-dictaduras, guerras, enfrentamientos, discriminación, violencias de Estado- y en la diversidad de sus políticas, a partir de la articulación entre verdad, justicia y derechos humanos  en tanto política de Estado, como resguardo ético frente a la borradura del pasado y la conformación neoliberal de un tiempo sin historicidad ni moral.

Esta reflexión compartida tenderá a examinar las distintas retóricas y políticas del recuerdo, a distinguir, por un lado, las que, en nombre de la reconciliación, suturan la conflictividad de la memoria insatisfecha y, por el otro,  aquellas escenas insumisas -teóricas, poéticas, estéticas- que rastrean lo convulso del pasado desde las partículas no-integradas de memorias residuales. Tal crítica de la memoria es indispensable para descentrar las narrativas monumentales y totalizadoras, mostrando sus fracturas, la persistencia del pasado en el presente no solo como huella traumática sino como reclamo activo de justicia, reparación, salvaguarda de lo conseguido -ni un paso atrás- y experiencia rectora para la ampliación del campo de los derechos humanos a formas diversas de emancipación.

Se trataría entonces de ampliar los contornos de la democracia atendiendo a los efectos que el neoliberalismo produce en las subjetividades –precarización social, ideologías del riesgo, inseguridad, empresariado de sí- pero incluyendo también, junto a los reclamos de justicia social y equidad retributiva, los debates en torno a lo estatal y lo público, las transformaciones de la universidad y la reconfiguración de activos focos de intelectualidad crítica, la performatividad del arte y los nuevos agenciamientos de deconstrucción-reinvención de la subjetividad y del género, movilizados por colectivos de mujeres y activismos de la disidencia sexual.

Pero si toda memoria se plasma en el presente y deja su impronta en la actualidad, el mayor desafío es quizá el de pensar juntos la singularidad y la cercanía de experiencias disímiles, para imaginar, en tiempos de incertezas, los futuros posibles de la memoria y de la crítica.